Un avión de la compañía israeliana Arkia Airlines tuvo que protagonizar un aterrizaje de emergencia el domingo 14 de abril en el Aeropuerto del Prat de Barcelona poco después de despegar.

 

Castelldefels, 16 abril 2019. La asociación Prou Soroll de Castelldefels ha denunciado hoy el peligro que supuso desviar por encima del municipio el avión israelí que aterrizó de emergencia el pasado domingo en el Aeropuerto del Prat de Barcelona.

Los vecinos del municipio critican que el avión, con el motor incendiado, sobrevolase las poblaciones colindantes al aeropuerto antes de aterrizar en la pista principal, poniendo en peligro la vida de más de 20.500 personas. “El avión podría haber causado una auténtica tragedia”, han sostenido los manifestantes.

Desde la asociación aseguran que esta “imprudencia” se podría haber evitado si se hubiese desviado el avión por otras pistas que sobrevuelan zonas deshabitadas. “Lo más lógico hubiese sido aterrizar desde el mar por la pista transversal”, han apuntado desde Prou Soroll.

Los vecinos estudian tomar medidas y exigen a AENA, como gestor del aeropuerto que es, que implemente las medidas necesarias para que episodios como este no vuelvan a suceder.

 

Un aeropuerto mal diseñado

Prou Soroll lleva más de 14 años luchando contra la contaminación acústica y química que provocan los más de 9.000 aviones que sobrevuelan cada mes el municipio barcelonés.

Critican el diseño de las pistas, orientadas a poblaciones de la franja litoral, hecho que provoca que los aviones sobrevuelen continuamente por encima de las viviendas de las personas, afectando el descanso, la calidad de vida y la salud de los vecinos.

Los aterrizajes EST (ELR) obligan a los aviones a pasar por encima de Castelldefels y son éstos los que más impacto generan sobre la población. En primer lugar porque el ruido que provocan afecta a la calidad de vida de los ciudadanos y, en segundo, porque el nivel de ruido es mucho más alto (los sonómetros TMR41 y TMR9 marcan 74 dB de máximo).

 

Para más información o entrevistas:
comunicacionprousoroll@gmail.com